image-title

Mi nombre es Rosa Marcano y soy una venezolana más con una historia como tantas que ahora existen. No pertenezco al grupo exento que aún permanece es nuestra tierra y dice ser feliz. Por ende les comparto un poco mi experiencia.

Me gradué de Licenciada en Comunicación social a los 21 años, ejercí en distintos medios nacionales alrededor de 5 años, admito que en principio se trató de una experiencia enriquecedora personal y profesionalmente. ¿Quién no disfruta vivir haciendo lo que nos gusta?. Sin embargo, el tiempo siempre avanza y con éste vinieron los cambios (no favorables) en nuestro país; Venezuela.
Todo se fue complicando y vivir de lo que me gustaba se convirtió en una tarea imposible. Así fue como después de intentar sobrevivir, tomé una de las decisiones más importantes de mi vida. Emigrar.
Tuve la suerte de tener parte de mi familia en Francia, primos que se convirtieron en asesores y me apoyaron en el proceso.
Dieron con una página Web, llamada AUPAIR WORLD dedicada a encontrar personas dispuestas a un intercambio cultural, mediante el cuidado de uno o varios infantes y comenzando así a formar parte de una nueva sociedad, de una nueva familia, de una nueva vida.
Los pasos metódicamente explícitos son:
* Creación de un perfil en el Web site AUPAIR WORLD
* Seguimiento de mensajes de intercambio para buscar familias
* Una vez encontrada, poner en regla la documentación correspondiente. (Contrato Fille/Garçon Aupair, Pasaporte vigente, planilla OFFI, partida de nacimiento debidamente legalizada y apostillada, entre otros, dependiendo del caso y las condiciones).
* Acordar fecha de inicio para el viaje (previo acuerdo con la familia escogida).
Pasé por todos y cada uno de estos pasos y así fue como obtuve desde la Embajada de Francia en Venezuela, una Visa estudiante con vigencia de un año.
Tengo 3 meses en Francia y corrí con la suerte de toparme con personas que me han brindado un buen trato y han hecho de esta experiencia un trago menos amargo.
No deja de ser triste y/o complicado, tres meses no son suficientes para dejar toda una vida atrás y adaptarte a una nueva, sobretodo si no hablas francés y estás en Francia 🙂 pero son los retos que así como yo cientos de venezolanos estamos enfrentando y lo hacemos con el mayor ímpetu, manteniendo la esperanza de que algún día podamos volver a decir que estamos o nos sentimos como siempre quisimos.
Particularmente mantener la convicción de que esto se trata de una alternativa temporal para avanzar y apostar a seguir creciendo me mantiene en pie e invito a quienes están en medio de la duda aún a adentrarse un poco en la investigación sobre esta opción, pues es práctica y lo más importante LEGAL para comenzar a darle forma al arduo trabajo que queda por hacer.

Éxito y ánimo!!!

Delfin FERNANDEZ

Delfin FERNANDEZ has blogged 50 posts